Científicos rusos desarrollan un método para procesar rápidamente el dióxido de carbono

Los científicos de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Rusia MISIS (NUST MISIS) desarrollaron un nuevo catalizador de alta eficacia para el procesamiento de dióxido de carbono. Este método destaca por ser de síntesis simple, costo razonable y otras ventajas.

Los catalizadores son compuestos que aceleran una u otra reacción química, por eso se usan ampliamente en la industria.

Una de las vías prometedoras del procesamiento de dióxido de carbono, que es uno de los gases de efecto invernadero, es la reacción causada por su interacción con el hidrógeno. Según los científicos, entre productos útiles de esa reacción, se puede nombrar el gas de síntesis, distintos hidrocarburos y alcoholes que se usan frecuentemente en la industria química. Para alcanzarlo, grupos científicos de todo el mundo se esfuerzan por encontrar catalizadores bastante eficientes y duraderos que permitirán ampliar el procesamiento de dióxido de carbono en el marco de la economía verde del futuro.

En este contexto, los científicos de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Rusia MISIS desarrollaron un nuevo método simplificado para obtener catalizadores de cobalto y níquel para procesar el dióxido de carbono.

Los científicos buscaban alcanzar tres objetivos: investigar las posibilidades de eliminación total del dióxido de carbono, agravando el efecto invernadero en el planeta, así como simplificar la producción de catalizadores eficientes y desarrollar catalizadores sobre la base de las materias primas disponibles.

Además, los especialistas señalaron que el uso de los métodos de síntesis no convencionales redujo significativamente el consumo de energía y recursos al producir y utilizar catalizadores. Asimismo, subrayan que el cobalto facilita la formación de la estructura porosa del catalizador, incrementando tres veces las propiedades catalíticas del níquel.

El catalizador consiste de una aleación de metal, tiene una conductividad térmica mucho más alta frente a los portadores cerámicos. Según la explicación de los científicos, eso aumenta considerablemente la estabilidad del material al utilizarlo durante mucho tiempo.