MIFAM condena declaraciones de la iglesia católica de Granada

Este lunes 5 de septiembre, el Ministerio de la Familia , emitió una nota de prensa en la que condena enfáticamente las declaraciones que desde la Iglesia Católica de Granada defiende inconcebiblemente, a un Sacerdote violador.

A continuación nota de prensa íntegra:

El Ministerio de la Familia del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de nuestra Nicaragua Bendita, Digna y Siempre Libre, expresa su profunda preocupación por las expresiones y comunicaciones oficiales de la Diócesis de la Iglesia Católica de Granada, ante la Sentencia emitida por Autoridades Judiciales contra José Leonardo Urbina, Sacerdote violador de una niña de 12 años.

El Ministerio de la Familia del Gobierno de Nicaragua, condena enfáticamente las declaraciones que desde la Iglesia Católica de Granada defienden, inconcebiblemente, a un Sacerdote violador, cuando hemos conocido las reiteradas denuncias del Papa Francisco sobre la no impunidad a estos personajes que cometen crímenes contra la decencia, contra la Dignidad Humana y contra sus propias normas de vida, supuestamente sacerdotales.

Reclamamos por estas expresiones inauditas del Obispo y de la Diócesis de Granada, que consideramos en rebeldía ante la guía pastoral del Papa Francisco. El Santo Padre exige denunciar a los miles de supuestos Sacerdotes y hasta Obispos, que han cometido o cometan crímenes contra la Dignidad de Niños y Niñas, en actos terribles de pederastia, mereciendo el repudio y condena absolutos de las Instituciones y Familias en todas partes.

Demandamos, exigimos, Justicia y Reparación, a nombre de las Familias nicaragüenses con víctimas de los abusos sexuales y aberraciones contra Niños, Niñas, Adolescentes y Mujeres Adultas, cometidos por personajes que no pueden ser considerados Pastores, aunque se vistan con hábitos que usan y manipulan para proteger sus atrocidades.

El Estado nicaragüense defiende y defenderá a las Niñas, Niños, Adolescentes, Mujeres, Familias, víctimas de estas brutales y bárbaras acciones que sin Perdón de Dios, han cometido y cometen quienes usan sus supuestos privilegios eclesiales para ganar confianza y seguir abusando.

Reclamamos por la Dignidad de Seres que han sido convertidos en víctimas de atropellos vulgares, ruines, viles, de insultos graves contra la Integridad y el Honor de Familias y de quienes han sufrido y sufren, todavía ocultos, tantas barbaridades, que nadie puede dejar de denunciar.

Exigimos condena pública y que se pida Perdón a las víctimas de la atrocidad machista y perversa de estos personajes.

Managua, 5 de Septiembre, 2022
Ministerio de la Familia

Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional

República de Nicaragua