PODER MUNICIPAL, PODER DEL PUEBLO

El municipio es la división político administrativa del Estado, es la entidad local básica de la organización territorial del Estado  más cercana a la población a quien le corresponde prestar los servicios públicos que determine la ley y los programas de gobierno tales como construir las obras que demande el progreso local, ordenar el desarrollo de su territorio, fomentar y garantizar  la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones, promoviendo de esta manera  la participación comunitaria, el mejoramiento social y cultural en pocas palabras ser el gobierno del pueblo al alcance del pueblo.

En consecuencia, los municipios deben ser el instrumento capaz de lograr la promoción, implementación de acciones y estrategias en la implementación de todos los proyectos y programas sociales que permitan el desarrollo económico y social, el desarrollo humano de los ciudadanos en cada uno de sus municipios.

El próximo domingo en los 153 municipios de nuestro país, más de tres millones de nicaragüenses estamos convocados
a cumplir con nuestro deber patriótico y ciudadano de levantarnos muy tempranito para ir a depositar nuestro voto en una de las 7,931 Juntas receptoras de votos aprobadas en todo el territorio nacional. 27 mil candidatos (50% hombres y 50% mujeres) estarán esperando recibir del pueblo los votos necesarios para salir electos en los cargos públicos municipales.

El domingo cada ciudadano recibirá una UNICA BOLETA DE VOTACION con las casillas de todos los partidos que están participando de esta fiesta publica y ahí solos con nuestra conciencia y ante Dios votaremos en la casilla de nuestra preferencia.

EL PUEBLO CUMPLIRA EL DOMINGO, LOS ELECTOS DEBEN DE CUMPLIRLE AL PUEBLO. Este ejercicio de la democracia participativa y representativa es como una calle de doble vía.  Por un lado, el pueblo debe de ir a votar masivamente y cumplir con su deber patriótico, pero después los electos deben de cumplirle al pueblo de quien recibieron el mandado, porque el poder local o municipal emana del poder del pueblo expresado mediante el voto, la organización y participación comunitaria.

Esto implica darle continuidad a todos los proyectos y programas municipales que están en proceso e impulsar nuevos proyectos que vengan a garantizar un desarrollo sostenible en todos y cada uno de los municipios. Sólo así el pueblo votante de hoy, dirá mañana mi voto no cayó en el vacío, mi voto no fue en balde, mi voto está ahí en esa calle nueva, en ese centro de salud nuevo, en esa escuela nueva, en esa casa materna nueva. Porque en las democracias revolucionarias los votos se traducen en programas y proyectos para el bien común.

Oremos a nuestro Padre y Dios para que, en las elecciones de este domingo, todo se desarrolle en paz y armonía, que en cada municipio los candidatos valoren los muchos o pocos votos recibidos, que se eviten accidentes y acciones ilícitas.

Que cada persona que tiene alguna autoridad o una función electoral la cumpla como sirviéndole a Dios. Porque el que le sirve al pueblo, le sirve a Dios Y que al final del día le demos gracias a Dios por su presencia entre nosotros. Que la Gracia de Dios este con todos y cada uno de nosotros. Que Dios bendiga a Nicaragua.

Rvdo. Miguel Ángel Casco González

Presidente de la Coordinadora Evangélica
y de la Comunidad de Fe.