EMPRENDER UNA NUEVA EXPEDICIÓN HACIA UN FUTURO PROMISORIO

Por: Chen Xi
Embajador de la República Popular China en Nicaragua.

Del pasado 16 al 22 de octubre, se llevó a cabo con éxito el XX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh) en Beijing, en que se eligió el nuevo liderazgo del Comité Central del PCCh. El Secretario General Xi Jinping presentó un informe titulado enarbolemos la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas en lucha unida por la construcción integral de un país socialista moderna.

Este importante informe ha resumido completamente los principales logros y la valiosa experiencia de China adquirida en sus esfuerzos de reforma y desarrollo del último lustro y de los diez años de la nueva era. También ha formulado programas de acción y políticas para el desarrollo de la causa del Partido y del país desde una perspectiva estratégica general.

El XX Congreso Nacional del PCCh es un congreso de suma importancia en un momento clave en que todo el Partido y la nación china han emprendido una nueva expedición de construcción integral de un país socialista moderno en avance hacia el objetivo de lucha fijado para el segundo centenario.

En el contexto de la actual situación internacional llena de inestabilidad e incertidumbre, el Congreso no solo tendrá profunda influencia en el desarrollo futuro de China, sino también un sentido más positivo para apoyar el desarrollo común de los países de todo el mundo frente a los desafíos.

El Congreso ha resumido grandes transformaciones de los diez años de la nueva era. Desde el XVIII Congreso Nacional del Partido, hemos experimentado tres grandes acontecimientos que revisten un trascendental significado real y una profunda significación histórica para la causa del Partido y el pueblo: acogida del centenario de la fundación del PCCh, entrada del socialismo con peculiaridades chinas en la nueva era y materialización del objetivo de lucha fijado para el primer centenario al haber cumplido la tarea histórica de acometimiento de lo más duro en la liberación de la pobreza y consiguiente culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada.

El peso específico del volumen total de nuestra economía en la economía mundial ha llegado a un 18,5 % asegurándonos firmemente el segundo puesto mundial. Cerca de 100 millones de habitantes rurales pobres se liberaron de la pobreza y más de 9,6 millones de personas vulnerables se trasladaron a lugares más convenientes para su manutención, con lo cual hemos logrado dar solución histórica al problema de la pobreza absoluta, con gran contribución a la causa global del alivio de la pobreza.

La forestación artificial representa alrededor de una cuarta de la cifra mundial, convirtiendo más azul el cielo de la patria, más verdes sus montañas y más cristalinas sus aguas. China ha propuesto iniciativas como el establecimiento de un nuevo tipo de relaciones internacionales, la construcción de una comunidad de destino común para la humanidad, la promoción de los valores comunes de toda la humanidad, Iniciativa de la Franja y la Ruta, Iniciativa para el Desarrollo Global e Iniciativa de Seguridad Global, etc., lo que señala un camino para resolver problemas mundiales.

Se trata de una victoria histórica obtenida por el PCCh y el pueblo chino mediante su lucha unida, una victoria histórica que brillará por siempre en los anales de la historia del desarrollo de la nación china, una victoria histórica, también, que tiene una influencia de largo alcance en el mundo.

El Congreso ha aclarado misión y tareas del PCCh en la nueva era y la nueva expedición. El PCCh ya ha recorrido una trayectoria de lucha de cien años y ha entrado la nueva era y la nueva expedición. El Secretario General Xi Jinping señaló en el informe, desde ahora, la tarea central del PCCh es unir y conducir al pueblo de las diversas etnias del país en la materialización del objetivo de lucha fijado para el segundo centenario —la culminación de la construcción integral de un poderoso país socialista moderno—, promoviendo integralmente la gran revitalización de la nación china con la modernización china.

La modernización china es la modernización socialista dirigida por el PCCh, modernización en términos de enorme magnitud poblacional, modernización en términos de prosperidad común de todo el pueblo, modernización en términos de coordinación entre la civilización material y la espiritual, modernización en términos de coexistencia armoniosa del ser humano y la naturaleza, modernización en términos de seguimiento del camino del desarrollo pacífico.

Tiene no solo las características comunes a la modernización de los diversos países, sino, más aún, las peculiaridades chinas basadas en nuestras condiciones nacionales propias ofreciendo nuevas alternativas a los otros países que desean acelerar su desarrollo mientras mantienen la independencia. China se opone firmemente a que otros países les impongan sus propios modelos, y respeta y apoya los esfuerzos de los países para explorar de forma independiente el camino de la modernización que se adapte a sus propias condiciones nacionales.

El Congreso ha establecido objetivo importante de promover el desarrollo de alta calidad. Según el informe, el desarrollo de alta calidad constituye la tarea primordial de la construcción integral de un país socialista moderno. Y la construcción integral de un poderoso país socialista moderno no se podrá culminar sin una sólida base material y tecnológica. Actualmente nuestro mundo está experimentando cambios acelerados jamás vistos.

El equilibrio de poder internacional se ha ajustado profundamente. El desarrollo de China ha entrado en un período en que coexisten oportunidades estratégicas, riesgos y desafíos, con aumento de las incertidumbres y los factores impredecibles.

En la siguiente etapa, hay que perseverar en la economía de mercado socialista como rumbo de la reforma y en la apertura al exterior de alto nivel, y acelerar la estructuración de una nueva configuración del desarrollo protagonizada por la gran circulación nacional y caracterizada por la promoción mutua de esta y la internacional para realizar el desarrollo de alta calidad, lo que proporcionará un fuerte impulso a la estabilización y recuperación de la economía mundial y brindará más amplias oportunidades de mercado a los demás países.

El Congreso ha reiterado el concepto diplomático de promover la construcción de una comunidad de destino de la humanidad. China es un país grande y responsable. Al promover su propio desarrollo, impulsa la paz y el desarrollo mundiales.

China aplica con firmeza una política exterior independiente y de paz, siempre decide su posición y política conforme a lo correcto o erróneo de cada caso y defiende las normas básicas de las relaciones internacionales y la equidad y justicia internacional. Se opone resueltamente a toda manifestación de hegemonismo y política de fuerza, a la mentalidad de Guerra Fría, a la intervención en los asuntos internos de los demás y a los dobles raseros. Jamás procurará la hegemonía ni practicará el expansionismo.

China persistirá en desarrollar la amistad y la cooperación con los demás países sobre la base de los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica, impulsará la construcción de un nuevo tipo de relaciones internacionales, profundizará y extenderá las asociaciones globales de igualdad, apertura y cooperación.

China seguirá la orientación del Pensamiento Diplomático de Xi Jinping para crear un nuevo panorama de la diplomacia, aportar sabiduría en respuesta a desafíos de desarrollo humano, trabajar junto con los demás países por la paz y el desarrollo, asumir la responsabilidad por la solidaridad y progreso, construir la comunidad de futuro compartido de la humanidad y abrazar juntos un mundo aún mejor.

Tal como dijo el Secretario General Xi Jinping: “El país es el pueblo, y el pueblo es el país. Habiendo conducido al pueblo en la conquista y preservación de este país, lo que el PCCh ha preservado es el corazón del pueblo”.

El PCCh y el Frente Sandinista de Liberación Nacional de Nicaragua comparten objetivos y conceptos similares. Ambos aspiran a gobernar el país por el bien del pueblo, salvaguardan firmemente su soberanía nacional e integridad territorial, y se adhieren al camino de desarrollo que se adapta a sus propias condiciones nacionales.

Estamos convencidos de que bajo la dirección estratégica de los líderes de los dos países y los esfuerzos conjuntos de ambas partes, China y Nicaragua seguramente abrazarán las nuevas perspectivas para el desarrollo de alto nivel, abrirán un nuevo capítulo de cooperación amistosa y mutuamente beneficiosa y llevarán las relaciones bilaterales a niveles cada vez más altos.